Modo avión

November 23, 2016

 

 

Redactas un email mientras estás al teléfono, envías un Whatsapp parado en el semáforo, tu vídeo de Youtube se interrumpe por una vídeollamada por Skype… ¿Te suenan de algo estas escenas?

 

En los últimos años nos hemos convertido en una legión de mujeres y hombres multitareas, y no en el buen sentido. Varios estudios recientes apuntan que esta tendencia a estar “a todo” nos perjudica, convirtiéndonos contra lo que se podría esperar, en personas con un déficit de atención. Estos malabarismos cibernéticos no nos hacen más eficientes, sino que disminuyen nuestra capacidad para estar centrados y atentos.

 

Es por eso que en los últimos meses aparece una tendencia que pretende “luchar” contra la hegemonía de los smartphones y wearables. Y no, no es una filosofía hippy surgida en el Tíbet, sino en Silicon Valley, epicentro de muchas de estas invenciones. Al parecer, los jefes de esas empresas empiezan a prohibir el uso de smartphones, tabletas u otros dispositivos en las reuniones. Es una manera de evitar así esa desviación de la atención y tener al personal 100% centrado. ¡¡Es hora de desconectar!!

 

¿Qué significa desconectar? No hace falta que nos volvamos todos a la montaña y empecemos a cazar mamuts o recolectar verduras, ni mucho menos. Quizá sólo nos haga falta tirar de esos pequeños gestos en nuestro día a día: dejar el móvil una hora antes de irnos a dormir, chequear nuestro email sólo 4 veces al día, apagarlo en el cine, dejarlo en el bolsillo durante una comida o fuera de la sala de reuniones, por ejemplo… Es evidente que -muchos de nosotros- no podemos vivir sin ellos y arrojarlos al mar no es una opción que se contemple. Sin embargo, cada vez más surge la necesidad de intentar conectar un poquito más con la naturaleza.

 

Abundan en los últimos años las novelas y películas que abordan este tipo de visión. Sin ir más lejos, la recién estrenada peli de Wiggo Mortensen, “Captain Fantastic” enseña un fabuloso padre de familia que vive en el bosque y complementa una férrea disciplina física con un enseñamiento digno de las mejores universidades. O la mítica “Into the Wild”, con el joven yuppie Chris McCandless dejándolo todo para irse a vivir en la salvaje Alaska. Quizá sean ejemplos algo extremos, pero sin duda ilustran una tendencia en alza.

 

En Kamperworks nos gusta pensar que contribuimos con nuestro granito de arena a que esos deseos de libertad y conexión con la naturaleza se hagan realidad. En los últimos años vemos cómo cada vez más gente se echa a la carretera para desconectar, para dejar la ciudad atrás aunque sólo sean unos días, coger aire y dejar todos esos aparatos en modo avión. Quizá deberían diseñar un nuevo icono que fuera “modo kamper”, que nos permitiera utilizar ciertas apps como gps o reportes de oleaje, pero nos mantuviera alejados del ruido cibernético.

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas recientes

November 23, 2016

October 25, 2016

Please reload

Archivo
Please reload

Síguenos
  • Facebook - Black Circle
  • Instagram - Black Circle